Vírgenes del camino

︎por Vladimir Dacol



Desde niño cuando hacía viajes por carretera con mi familia, o cuando de joven recorrí muchos lugares de Colombia había momentos en que debía concentrar la mirada en esas

imágenes de Vírgenes adornadas con cintas o farolas de autos y camiones. Eran presencias inquietantes y misteriosas que no lograba comprender y siempre traían a mi mente esa canción infantil de: "Que llueva, que llueva, que la Virgen está en la cueva".

Nunca me detuve en estos lugares. Su magia repentina que golpeaba mis ojos mientras el auto o el bus pasaba velozmente frente a ellas dejaba en mi una serie de preguntas: cómo?, quién?, para qué?, por qué en ese lugar específico? por qué en esos lugares precisos nacen estos rincones de mágica devoción?

Hoy los veo como "faros" que "iluminan" el camino. Son espacios donde se depositan la esperanza de viajar sin perder el rumbo, nichos donde se pide la vigilancia y el cuidado para el viaje y el trabajo. Se siguen llenando de millones de plegarías, requerimientos y llantos que quedan depositados misteriosamente ahí, al borde de las carreteras, a la espera de que algún día se hagan realidad.


El corazón del mundo por Miguel García se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.



︎Más proyectos de Vladimir Dacol